jueves, 2 de febrero de 2017

Venezuela. La revolución bolivariana os hará en esclavos

Sin datos de inflación oficiales desde hace ya más de año y medio, saber lo que realmente está sucediendo con los precios en Venezuela es relativamente sencillo, están subiendo una barbaridad. Dar con la cifra exacta de la subida es un trabajo más complicado.
Tenemos sin embargo dos pistas. Un de ellas es extra oficial, y es la evolución de lo que cuesta comprar en Venezuela la Canasta Familiar Básica que calcula cada mes Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).
Los datos de Cendas-FVM nos deja que la Canasta Familiar Básica en Venezuela ha pasado en año y medio de los 78.621 bolívares que costaba comprar todos los productos de la canasta en el mes de julio de 2015 a los más de 743.596 bolívares que costaba comprar los mismos productos en el mes de diciembre de 2016.
Es decir en año y medio un aumento en los precios superior al 1.000%.
La otra pista nos lo da un dato oficial del gobierno. Es el de las subidas del salario mínimo que ha tenido el país en el mismo periodo de tiempo. Concretamente 8 subidas de salario mínimo. Concretamente el salario mínimo en Venezuela sumaba 9.896 bolívares en julio de 2015. Digo sumaba porque el salario mínimo tiene dos componentes, en julio de 2015 6.746,98 bolívares era el valor del pago en metálico mínimo que percibía un trabajador y 2.475 bolívares correspondía al valor del bono alimentario, un ticket que se entrega a los trabajadores y que sirve sólo para comprar comida.
En enero de 2017, tras 8 subidas consecutivas en el salario mínimo esta ascendía a un total de 104.358 bolívares, de los cuales 63.720 bolívares corresponden al valor del bono alimentario. En total una subida también cercana al 1.000% o lo que es lo mismo una forma que tiene el gobierno de reconocer que la inflación está sobre esa magnitud. Y decimos que debe estar por encima de esa magnitud porque fijaros cómo la parte del salario mínimo correspondiente al Bono de alimentación ha subido muchísimo más que la parte  del salario mínimo que se paga en dinero.
Lo que queda claro es que el salario mínimo en el paraíso de la república bolivariana de Venezuela ha quedado reducido a la mínima expresión. Llevado a euros al tipo de cambio en el mercado negro equivaldría a un sueldo de 27 euros mensuales.
En Bangladesh el salario mínimo en la industria textil, está en €68 al mes. Si, ese país definido por algunos como el infierno, donde se producen prendas que todos nos ponemos mientras se califica a Inditex o a Primark de esclavistas modernos.
En la Venezuela bolivariana parece que el lema debería ser: La revolución os hará esclavos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada