martes, 25 de abril de 2017

¿Por que luchamos?

Resultado de imagen para politicos

Escribo estas cortas palabras, porque estoy mirando con preocupación nuestra situación actual. Veo con tristeza como el mal carcome y corrompe todo a su paso y los hombres buenos miran a un lado, ya sea por miedo o por oportunismo, que bajo las actuales circunstancias no es ni objetable, pues tristemente estamos siendo presionados por la situación para medio subsistir, y si no eres parte del sistema estas fuera y te mueres literalmente de mengua.

Veo como nuestra sociedad llega a niveles críticos de necesidad y sufrimiento mientras la casta política de nuestras diferentes naciones ríen y se llenan los bolsillos de dinero, sin pensar en el daño que hacen al prójimo, dejando en el camino todo viso de legalidad, conviertiendose abiertamente y sin descaro en operadores del poder constituido. no importa si se es gobierno u oposición, igual conspiran contra el pueblo en post de esclavizarlo y mantenerlo en el rebaño.

Para lograrlo, son parte de los eternos bandos en disputa, conspirando para detener toda rebelión, mientras se reparten el poder, siendo de manera equitativa o siendo uno el poderoso y los otros los tontos útiles a los que se les da pequeñas parcelas de poder o como decimos en mi tierra "bozales de arepa" a cambio de su soterrada complicidad y sumisión.

Se preguntarán, porque coloque el titulo que coloque a este post. La respuesta es creo que bastante sencilla y es una pregunta para el que lo lea: Si el sistema está corrompido, si la injusticia es ley, si la polijuticracia está tan extendida ¿Por que luchamos por uno u otro bando mientras nos morimos de hambre literalmente? La realidad es que sea la izquierda que fue creada y promovida por los jesuítas, o la "derecha" marxista-capitalista promovida por los sionistas jázaros, este mundo no merece que luchemos por unos u otros pues son amos y siempre nos tratarán como esclavos, por lo cual nunca seremos libres.

Este ejemplo lo podemos ver En Venezuela, pues se ha pasado de una lucha activa por salir de un gobierno corrupto y asesino (sin contar que es narco) a soluciones que sinceramente no tienen sentido como los plantones o las marchas de silencio, en donde igual matan gente inocente, pero "no somos violentos" y nos pueden matar sin miedo a represalias, generando con ello un sentimiento de "indefensión aprendida" que nos vuele pasivos y sumisos, ovejas a ser llevadas o al corral o al matadero según le convenga a nuestros amos.

Para culminar y no dejar esto como una simple queja, solo debo decir que donde quieran que se encuentran, comprendan que no luchen por partidos, por ideas, o por religiones si al caso cabe. Luchen por su familia, por su comunidad, por su nación y no se dejen comprar la conciencia por dinero, porque tarde comprenderán que vendieron su libertad a cambio de nada porque el dinero sin nosotros para usarlo es NADA, solo meros papeles, metales acuñados y ceros (0) y unos (1) en una computadora. 

No crean en el comunismo, no crean en el capitalismo, pero si crean en el trabajo, luchemos por nosotros mismos y no por enriquecer y mantener en el poder a unos bellacos ladrones asesinos a los que solo les importamos como recurso natural.

Mucha paz

Eleyser Zambrano

Cohete casero muestra la curvatura a 36 km + el engaño de camaras de alt...

La Hora de Abelardo Izaguirre Seg 1 Abril 24 2017

Venezuela: otra víctima del Socialismo | Javier Milei






Resulta sorprendente que aún haya personas que se asombren por el desastre económico y social por el cual atraviesa Venezuela fruto de la instauración del Socialismo.

¿Acaso no es suficiente haber comparado el desempeño de las dos Alemanias, Corea del Sur y del Norte, Puerto Rico y Cuba, Austria y Hungría o Hong Kong y China? ¿No es suficiente motivo para desterrar dicha idea que los países más libres más que duplican la tasa de crecimiento, son nueve veces más ricos, el decil más bajo de la distribución gana once veces más, hay casi veinte veces menos de pobres y la expectativa de vida supera en quince años a la de los países más reprimidos? ¿No es suficiente que su implementación haya costado más de 100 millones de vidas humanas?

Esto es, el Socialismo, independientemente de las personas y donde se lo haya instalado ha sido un fracaso en lo económico, en lo social y en lo cultural. Es más, los admirados países nórdicos en los finales de los 80 quebraron y para resurgir en los 90 debieron aplicar reformas pro-mercado que hoy los pone a la vanguardia de la libertad económica.

Desde una perspectiva liberal, definimos el socialismo como aquel sistema de agresión institucional al libre ejercicio de la función empresarial. Por agresión o coacción hemos de entender toda violencia física o amenaza de este tipo que se inicia y ejerce sobre el actor por otro ser humano o grupo de seres humanos. Bajo esta coacción, la persona, que de otra forma habría ejercido libremente su función empresarial, para evitar daños mayores, se ve forzada a adecuar sus acciones a los fines de aquellos que lo coaccionan. De este modo, podemos considerar esta agresión, como la acción antihumana por excelencia.

Por otra parte, la función empresarial consiste en la capacidad típicamente humana para darse cuenta de cuáles son las oportunidades de ganancia que existen al emprender una determinada acción de mercado (que puede ser de índole comercial o no). Así, todo acto empresarial crea, genera y transmite nueva información de naturaleza tácita, dispersa, práctica y subjetiva, y hace que aquellos actores implicados tiendan a ajustar o disciplinar su actuar en función de las necesidades y circunstancias que favorezcan tanto a él mismo como a su prójimo, creando a su vez espontánea e inconscientemente nueva información. A su vez, frente a la existencia de desequilibrios, ello impulsará un proceso de ajuste que permita alcanzar el máximo bienestar dados los recursos existentes.

Bajo este marco analítico, la imposibilidad de éxito del Socialismo recae en dos tipos de argumentos. Por un lado están las de índole estáticas, donde, no sólo se trata de que el volumen agregado de información práctica sentida y manejada de forma dispersa por todos los seres humanos a nivel individual sea de tal magnitud que no quepa concebir su consciente adquisición por parte del órgano director, sino que, por sobre todo, dicho volumen se encuentra disperso en la mente de todos los hombres en forma de conocimiento tácito, el cual, al no ser articulable, no puede ser expresado de manera formal ni explícitamente transmitido a ningún órgano director.

Por otra parte, en cuanto a los argumentos dinámicos, conforme transcurre el tiempo, aquellos que ejercen la función empresarial en interacción con sus congéneres, van constantemente dándose cuenta de nuevas oportunidades de ganancia que tratan de aprovechar. Como consecuencia, la información que tiene cada uno de ellos va modificándose constantemente. Así, resulta por demás evidente que será imposible que el órgano director se haga con la información necesaria para coordinar mediante mandatos la sociedad, ya que la misma va continuamente modificándose y generándose conforme se ejerce en el tiempo la función empresarial. Por lo tanto, es imposible transmitir al órgano director una información (imprescindible para coordinar la sociedad en cada momento) que aún no ha sido creada, y que además jamás se generará si tal proceso se ve institucionalmente coaccionado.

De este modo, cuando la coacción se ejerce de modo continuado y efectivo, imposibilitará la libre persecución de fines individuales, por lo que éstos no actuarán como incentivo y no podrá descubrirse o generarse empresarialmente la información necesaria para coordinar la sociedad. Así, el órgano director se encuentra ante un dilema, ya que necesita la información que va generando el proceso social pero que de ningún modo conseguirá. Si interviene el proceso destruye la capacidad creadora de información, y si no lo interviene, tampoco obtiene información alguna.

Por lo tanto, podemos concluir que, desde la óptica del proceso social, el socialismo es un error intelectual (en el cual un conjunto de individuos que se consideran iluminados quieren imponer sus ideas al resto de la sociedad), pues no es posible concebir que el órgano director encargado de intervenir mediante mandatos coactivos pueda hacerse con la información necesaria para coordinar a toda la sociedad, por lo cual, el Socialismo siempre deriva en una catástrofe económica. A su vez, frente al fracaso, el órgano director suele redoblar las acciones represivas, lo que a la postre siempre termina en un desastre social.

lunes, 24 de abril de 2017

Cobra: Actualización de la Situación - Abril 22, 2017


Bueno, como sabrán los lectores de este blog, no soy muy de tomar en cuenta a Bejamin Fullford, pero viendo en lo que deriva esta guerra, es bueno ver todos los puntos de vista. 

Como siempre digo, y como buenos buscadores de nuestra verdad, debemos ver todo, contrastarlo contra varias fuentes que consideremos de confianza y de ahí sacar nuestras propias conclusiones. 

Analicemos con conciencia.

Mucho Amor.

LA LEY DEL ESFUERZO por Sergio Manuel Pop

Sorprendente vídeo de este Sr. que no conocía que se llama Sergio Pop, que es bastante interesante. En este vídeo habla de la ley de esfuerzo, dándonos a conocer las mentiras y las manipulación de como mentalizamos las metas y el esfuerzo.


¿Cómo IRLANDA salió de la POBREZA? - VisualPolitik